La inocuidad de lo alimentos: una tarea de todos

Cada año, casi una de cada diez personas en el mundo (se calcula que cerca de 600 millones) enferman y 420.000 mueren tras consumir alimentos contaminados por bacterias, virus, parásitos u otras sustancias químicas.

Los alimentos contaminados impiden además el desarrollo de muchas economías de ingresos bajos y medianos, que pierden alrededor de 95.000 millones de dólares americanos anuales en productividad a causa de las enfermedades, la discapacidad y la muerte de trabajadores.

La inocuidad de los alimentos es una tarea de todos. Contribuye a la seguridad alimentaria, la salud de las poblaciones, la prosperidad económica, la agricultura, el acceso a los mercados, el turismo y al desarrollo sostenible de cada región.

“Tanto si es agricultor, proveedor agrícola, procesador de alimentos, transportista, comerciante o consumidor, la inocuidad de los alimentos es una tarea suya” aseguró José Graziano da Silva, el director de la FAO (Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura), “no hay seguridad alimentaria sin inocuidad alimentaria“, agrega.

Para lograr la inocuidad alimentaria, es fundamental tomar medidas adecuadas a lo largo de la cadena de suministro de alimentos, desde los agricultores hasta los consumidores, así como contar con un buen gobierno y reglamentos.

Organizaciones mundiales como la FAO y OMS (Organización Mundial de la Salud) han desarrollado una nueva guía para explicar como todos podemos participar y el llamado a la acción conjunta:

  1. Garantice la inocuidad: los gobiernos deben garantizar alimentos inocuos y nutritivos para todos.
  2. Cultive alimentos inocuos: los productores agrícolas y de alimentos tienen que adoptar buenas prácticas agrícolas.
  3. Mantenga los alimentos inocuos: los operadores de empresas deben asegurarse de que los alimentos sean transportados, almacenados, y procesados de forma inocua.
  4. Compruebe que sean inocuos: todos los consumidores necesitan tener acceso a información oportuna, clara y creíble relativa a los riesgos nutricionales y de enfermedades asociadas con sus opciones alimentarias.
  5. Actué conjuntamente en pro de la inocuidad: Gobiernos, organismos económicos regionales, organizaciones de las Naciones Unidas, agencias de desarrollo, organizaciones comerciales, grupos de consumidores, productores, instituciones académicas y de investigación, así como entidades del sector privado, deben trabajar en conjunto, sobre las cuestiones de la inocuidad de los alimentos.

 

La inocuidad de los alimentos es una tarea de todos, que comparten los gobiernos, los productores y los consumidores. Cada uno desde el productor hasta el consumidor tiene un papel que desempeñar a fin de garantizar que los alimentos que se consumen sean inocuos y no perjudiquen la salud.

La celebración del Día Mundial de la Inocuidad en el mes de junio es una oportunidad mediante la cual la OMS persiste en su empeño para que se integre la inocuidad de los alimentos en los programas de salud publica a fin de reducir la carga de las enfermedades de transmisión alimentaria en el mundo.

 

Categorías

Noticias recientes

Scroll al inicio