Remueve incrustaciones en sistemas de enfriamiento abiertos o cerrados recirculantes. Es especialmente efectivo para remover las incrustaciones de carbonatos de calcio y magnesio, así como algunos compuestos de fosfato, sin atacar los equipos. No contiene ácidos, fosfatos, nitritos ni metales tóxicos o dañinos al medio ambiente, como los compuestos de cromo, zinc, etc.