GREASE GONE evita los indeseables malos olores que emanan de las trampas de grasa y elimina el hábitat para cucarachas y roedores. También evita tener que bombear el contenido de este recipiente a otro sitio. Las trampas de grasas o el mayor problema de mantenimiento de las cocinas institucionales hoy en día. Estas trampas no solo son feas, desagradables y malolientes, sino que son muy costosas de mantener si tenemos que estar sacando el contenido con frecuencia.