Servicios y Productos

Abastecimiento de agua
Construcción
Edificios 
Energía y Minería
Esparcimiento
Hospitalidad
Industria Farmaceútica
Parques Industriales
Plantas de alimentos
Plantas de Manufactura
Salud
Servicios de alimentación
Telecomunicaciones
Transporte

Conozca a fondo el tema de la desinfección en la industria alimentaria

Conozca a fondo el tema de la desinfección en la industria alimentaria

Comprender un tema tan importante como es la desinfección en la industria alimentaria puede marcar la diferencia en su empresa ya que le permitirá mejorar sus protocolos de limpieza y desinfección y, además, demostrar su compromiso con la inocuidad y la seguridad de colaboradores y clientes.

En Corporación CEK queremos asesorarlo para que alcance sus metas y, por esta razón, le compartimos estos párrafos que le permitirán entender y aplicar de la mejor forma el procedimiento de desinfección en su planta de proceso.

Para comenzar, les exponemos un poco de su significado:

La desinfección es el tratamiento de superficies limpias con un producto químico o agente físico (calor) para reducir los microrganismos que causan enfermedad o deterioro a niveles considerados inseguros para la salud pública.

Siendo más específicos, en la industria alimentaria, para desinfectar una superficie en contacto directo con alimentos se debe reducir en 30 segundos la población de bacterias específicas en 99,999 por ciento (5 ciclos log de letalidad). Las superficies sin contacto directo con alimentos requieren una reducción de 99,9 por ciento (3 ciclos log de letalidad), en el mismo tiempo. Cuando las poblaciones microbianas son reducidas bajo estos términos, las superficies pueden considerarse microbiológicamente limpias. Adicional a esto, las superficies no pueden pasar más de cuatro horas sin ser desinfectadas nuevamente antes de reiniciar un proceso de producción, esto porque de haber quedado algún microorganismo después de la desinfección anterior, el mismo podría haberse reproducido en niveles potencialmente peligrosos.

Ahora bien, más allá de conocer su significado, fuera y dentro de la industria de alimentos, es importante entender que la desinfección no solo debe ejecutarse según procedimientos, directivas y reglamentaciones establecidas, sino que debe responder a un plan de acción preciso y claro, esto con el fin de asegurar su eficacia.

Dicho plan de acción debe constar de varias partes:

  • Se debe detallar el procedimiento de limpieza previo a la desinfección.
  • Se deben describir los objetivos del proceso de desinfección y los microorganismos específicos que se desean destruir.
  • Se deben considerar las medidas de seguridad, las instrucciones de dilución y aplicació
  • Incluir los procedimientos de post-desinfección, mediante los cuales se va a evaluar la eficacia del proceso.

 

A nivel normativo, estos procedimientos de desinfección y las reglamentaciones deben ser constantemente revisadas y reevaluadas, respondiendo a los adelantos de la tecnología y a las variaciones en valores cambiantes de los mismos, con respecto a la seguridad, protección del medio ambiente y riesgos inducidos por los residuos.

La normativa reglamentaria debe garantizar las siguientes condiciones:

  1. El producto ha sido utilizado rindiendo su mayor eficiencia.
  2. Los desinfectantes fueron aplicados correctamente sobre la superficie a
  3. Se realizó una limpieza previa a la desinfección de manera eficaz y cuidadosa.
  4. Han sido tomadas todas las medidas de seguridad para proteger a personas y medio ambiente.

 

Adicional a lo anterior, es importante mencionar que existen factores que pueden comprometer el éxito de los procesos de desinfección. Por ejemplo, la eficacia de un desinfectante depende de qué microorganismo se quiere eliminar, cómo este se multiplica y de su resistencia al medio ambiente y a las sustancias químicas. También, la concentración, el tiempo de contacto con la superficie, la temperatura ambiente, la suciedad o presencia de materia orgánica, entre otros factores, afectan la efectividad de un producto.

Tomando en cuenta lo dicho, hay que tener claro que una buena desinfección no solo depende de las normativas y la buena ejecución de un plan de acción, sino que la misma está relacionada al conocimiento que tenemos de los productos que utilizamos.

Así que este es el mejor momento para preguntarse: ¿Conozco a fondo el desinfectante que utilizo? ¿Es realmente eficaz? ¿Cómo podría mi proceso de limpieza ser mejorado? Nuestra intención es asesorarle aún más. Nuestros productos, experiencia y servicio integral en limpieza y desinfección para la Industria Alimentaria podrían ser su mejor aliado para asegurar la inocuidad de sus productos.

Nuestro compromiso en Corporación CEK es cuidar de nuestros clientes para que ellos cuiden de los suyos. Recuerde que nos encontramos en Costa Rica, Panamá, Guatemala, El Salvador, Honduras y Nicaragua, estamos listos para trabajar juntos.

Fuentes de referencia:

  1. http://www.omafra.gov.on.ca/english/food/inspection/fruitveg/sanitation_guide/cs-guidebook.htm
  2. Principios Generales de Desinfección, R.F. KAHRS.

Deja tus comentarios

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Comentarios

Buscador